ENVÍOS GRATIS EN TODA ESPAÑA

MANTENIMIENTO Y LIMPIEZA DE ESTERILLAS.

En casa, gimnasio, centro fitness, para meditar, pilates, abdominales, yoga, estiramientos… cualquiera que sea el uso que le des a tu esterilla es recomendable mantenerla limpia para que dure mucho más, evitar bacterias y malos olores.

Lo ideal es asear la esterilla después de cada uso. Es importante tener en cuenta que si tu piel está en contacto diario con la esterilla NO debes utilizar productos químicos que puedan provocar reacciones alérgicas en la piel. 

Puedes usar un limpiador para esterillas comercial, uno hecho en casa* o simplemente agua y jabón.

Rocía la esterilla con el producto de limpieza escogido y seca con una toalla de microfibra limpia y suave o déjala secar al aire (en la sombra preferiblemente) hasta que esté completamente seca.

*Mezclar en una botella con vaporizador (spray) 1 litro de agua filtrada, ¼ de litro de vinagre blanco y 6 a 10 gotas de aceites esenciales (recomendamos lavanda o eucalipto).

Limpieza profunda

Te recomendamos hacerle una limpieza profunda a tu esterilla por lo menos una vez al mes. Para ello puedes usar la bañera o ducha.

Añade por cada cinco litros de agua una cucharada de detergente en polvo (del que utilizas para lavar tu ropa) o un tapón de detergente líquido y una cucharadita de bicarbonato (ayuda para el mal olor). También puedes usar un jabón SYNDET o una mezcla de limpieza casera. Lo importante es que confíes en que no afectará tu piel.

Sumerge la esterilla en la bañera con la mezcla anterior y frótala con una esponja suave o una toalla de microfibra para evitar dañar la superficie de la misma.

Cuélgala y déjala secar 24 horas. No retuerzas la esterilla y asegúrate de que no quedan restos de jabón y está completamente seca antes de volver a usarla.

Si no tienes bañera puedes aplicar la misma técnica con la ducha o manguera a presión.

← Publicación más antigua



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados