ENVIOS Y DEVOLUCIONES GRATIS EN COMPRAS MAYORES A 45 EUR

Acroyoga: ¿Qué es y cuáles beneficios tiene?

En el mundo yogui resuena cada vez más el estilo del acroyoga, una disciplina que cautiva por sus piruetas. Pero, más allá de las figuras aéreas, pocos saben de qué va esta variante.

En realidad, no es tan difícil enamorarse del acroyoga si se comprende correctamente.

Aunque su popularidad se ha centrado en las posturas “voladoras”, se trata de una estrategia física y mental que requiere ser entrenada de manera consciente.

¿En qué consiste el acroyoga?

En su forma básica es una escuela que fusiona tres métodos ancestrales: el yoga, las acrobacias y las artes terapéuticas.

Esta mezcla logra armonizar movimientos relajantes y meditativos con otros más dinámicos y desafiantes, creando una fórmula potente.

En la práctica, una sesión de acroyoga se compone de dos momentos: uno lunar y otro solar. En la fase lunar entra el estiramiento inicial y los masajes tailandeses que se hacen al final. Mientras que en su parte solar se realizan las figuras corporales de elevación y posturas de balance mutuo.

Otra de las cosas más novedosas y atractivas de esta práctica es su realización en pareja o tríos. En este sistema uno actúa como base, el otro como volador y un tercero como cuidador.

Esa disposición grupal da ventajas adicionales en el campo interpersonal que el yoga clásico no trabaja directamente.

Beneficios de practicar acroyoga

Ventajas físicas

Las acrobacias traen consigo mayor cantidad de torsiones, elongaciones y alineaciones, posturas que son excelentes para entrenar el balance corporal, la flexibilidad y ligereza.

Estos efectos son especialmente notorios en los músculos estabilizadores del torso, encargados del equilibrio y coordinación de los movimientos elásticos.

Gracias a esas posturas cada participante puede manejar y conocer mejor sus puntos de apoyo corporal, aumenta progresivamente su agilidad mecánica y logra tener mayor conciencia física.

Trabajo psicológico y mental

El acroyoga también puede ser un ejercicio de desprendimiento realmente terapéutico. En el aire la confianza en los propios movimientos y en la firmeza del otro es fundamental. Allí, el éxito consiste en un apoyo mutuo que obliga a las personas soltar el control, los miedos, la ansiedad y liberarse de cargas.

Pero lograr una posición de equilibrio también requiere concentración y atención máxima. Ese estado de focalización logra más consciencia del presente, dejando atrás las distracciones y ansiedades.

Habilidades sociales

Como se necesita más de una persona, la práctica se convierte en un ejercicio de conexión humana que puede ser muy divertido. La comunicación pasa a ser un elemento principal, pero no solo de forma oral sino a través de la expresión corporal.

Y, lo mejor de todo, es que el acroyoga se adapta a cualquier nivel físico. Un buen compañero puede hacerte volar si te atreves a confiar en él.

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados