ENVIOS Y DEVOLUCIONES GRATIS EN COMPRAS MAYORES A 45 EUR

10 beneficios de la respiración consciente en la vida diaria

Respirar de forma pausada y profunda es una metodología comúnmente mencionada cuando estamos aprendiendo yoga o meditación. Pero ¿sabes realmente de qué trata y como puede ayudar a tu cuerpo?

En términos sencillos, se trata de una forma de centrar la atención total sobre el proceso de inhalar y exhalar aire.

La técnica consiste en volver más lentos los movimientos de respiración y comenzar a llenar los pulmones hacia su zona más profunda. A esto se le conoce como “respiración diafragmal”.

¿Cómo comenzar?

Para lograrlo, te recomiendo acostarte y cerrar los ojos. Luego, deberás colocar una mano sobre tu pecho, a la altura de los pulmones, y otra sobre tu abdomen.

La idea es inhalar sintiendo que el aire infla el vientre en lugar de llegar solo a la parte superior del pecho. Allí, las manos indicarán el progreso.

¿Qué beneficios tiene?

Relajación muscular

El ritmo lento y el llenado de los pulmones permite disminuir la velocidad de los latidos y con ello aflojando los músculos.

Algo útil para momentos de aceleración por estrés diario o para deportistas, luego de una carrera agotadora.

Control emocional

Respirar pensando en esa acción, controlando el ritmo y profundidad ayuda a la mente a centrarse con su propio cuerpo, un estado que logra anclar el pensamiento.

Este efecto es maravilloso para dominar las nuestras respuestas cuando los sentimientos parecen llevar por delante lo racional. Por ello, se usa en el mindfulness y la conciencia plena.

Concentración

Si logras centrar tus pensamientos en respirar, tu mente se estará entrenando progresivamente para poder prestar toda su atención a una acción por vez cada vez que sea necesario.

Mejor oxigenación

Aprovechando al máximo cada aspiración nasal tenemos más aire en los pulmones y este será de mejor calidad. Este oxigeno se propaga mejor por el cuerpo y tus músculos se sentirán más vivos.

Adiós toxinas

Cuando el oxígeno llega a cada uno de nuestros órganos es intercambiado por las sustancias toxicas que no necesitamos. Su flujo constante y potente logra que todo se mantenga limpio y sin obstrucciones.

Tranquilidad

La respiración consciente puede dar una sensación de calma, placentera y relajante que logra frenar la ansiedad de los problemas diarios, es una auténtica práctica zen.

Pulmones fuertes

Extender su capacidad al máximo unos minutos al día ayuda a hacerlos más potentes, resistentes a enfermedades y vigorosos por más años.

Mejor circulación

Más oxigeno significa sangre de mejor calidad y menos trabajo para el corazón.

Digestión regular

Los órganos del aparato digestivo estarán mejor oxigenados y masajeados por cada movimiento profundo de inhalación, algo que ayudará a la asimilación de alimentos.

Peso controlado

La quema de grasa será más efectiva ya que los tejidos estarán alimentados por oxígeno.

← Publicación más antigua



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados